martes, marzo 01, 2011

Venezuela: El 27 de febrero de 1989 el pueblo gritó "No más opresión"


Cansados de soportar hambre

Mariátegui
01/03/11


El 27 de febrero de 1989 se escenificó una explosión popular que anunciaba nuevos tiempos y que representó el quiebre político de una estructura desfasada de cuarenta años, ante las medidas puntofijistas anunciadas por Carlos Andrés Pérez, poniéndose de rodillas, una vez más, ante el Fondo Monetario Internacional.

Durante su participación en el programa de YVKE Mundial “Más Temprano Contigo”, retransmitido por Vive TV, el reportero gráfico Francisco Solórzano, “Frasso”, autor de casi 3 mil fotografías durante esta rebelión popular conocida como "El Caracazo", recordó que ese trágico día que enlutó a muchas familias venezolanas, comenzó el despertar de los hombres y mujeres que hoy cierran filas en la construcción de la República Bolivariana de Venezuela.

Solórzano aseveró que esta insurgencia popular “no sólo fue una respuesta a las medidas empobrecedoras impuestas por el Fondo Monetario Internacional y acatadas por el gobierno de Carlos Andrés Pérez, sino también la expresión popular que no tenía forma de canalizar su descontento ante la corrupción generalizada y la crisis generada por los gobiernos de la democracia representativa”.

Frasso también mantiene latente en su memoria la fatídica imagen de las fuerzas militares y policiales reprimiendo a caraqueñas y caraqueños , por manifestar su descontento frente al paquete hambreador de medidas económicas.

“Recuerdo que estaba fotografiando detrás de un puesto de perros calientes en el barrio 19 de Abril, en Petare, y había un policía disparándole a la gente que sólo cantaba el Himno Nacional o a los que sólo tiraban piedras”- relató.

El reportero gráfico Francisco Solorzano, galardonado en noviembre de 1989 con el Premio Internacional de Periodismo Rey de España, por la serie de fotografías titulada "Los sucesos de febrero en Caracas", considera que el 27 de Febrero fue un momento necesario en la historia contemporánea de Venezuela, ya que “sin 27 de febrero no hubiese existido 4 de febrero (1992 -rebelión militar contra CAP), ni 27 de noviembre (1992-rebelión militar contra CAP) ni el proceso de cambio que vive el país. Ese fue el despertar histórico que tenemos que reivindicar”.

Solórzano narró que personajes como Italo del Valle Alliegro, quien era ministro de Defensa para ese entonces, y Virgilio Ávila Vivas, quien fungía como gobernador de Caracas, colocaron a decenas de venezolanos en bolsas de basura de tres en tres y los lanzaron al Cementerio General del Sur, en el sector de La Peste.

Informó que hasta el 11 de marzo estará abierta la exposición en la Biblioteca Nacional. “En el Cementerio General del Sur se expone una gigantografía, compuesta por unas 70 gráficas y en el Hotel Alba Caracas existe la exposición de unas 38 fotografías; porque mientras la ultraderecha pretende que el pueblo sepulte la historia, nosotros insistimos en la necesidad de mantener viva nuestra memoria histórica, ya que en honor a las victimas está prohibido olvidar”.

Conciencia popular salía del letargo imperialista

Otro de los entrevistados del programa “Más Temprano Contigo” fue el señor Edgard Carmona, quien relató que él se encontraba en Guarenas, en momentos en que se disponía a comenzar su jornada en un puesto dedicado a la venta de periódicos, cuando su hermano José Carmona le informó de la situación y de inmediato procedió a cerrar el negocio.

“Luego, nos incorporamos a la insurgencia popular, porque nos sentíamos identificados con lo que estaba pasando en el país. Recuerdo que el pueblo irrumpió en el centro comercial Miranda, cansado de soportar medidas de hambre y la acción desmedida de acaparamiento, al que nos tenían acostumbrados, y esa fue la chispa que encendió la Pradera, el Aguasal”- aseveró

Seguidamente, dijo que la Policía Metropolitana arremetió contra el pueblo primero con gas lacrimógeno y perdigones, pero a finales de la tarde utilizaban balas normales; frente al arma de una conciencia popular que despertaba del letargo imperialista y que asumía las riendas de su destino, haciendo honor a la letra del Himno Nacional, y que cristalizó el sueño hacia un Gobierno Inclusivo, protágonico y revolucionario.

Recordó que “en cada apartamento había hospitales de campañas para atender a los heridos y muchos compañeros terminaron en bolsas negras. El día 28 de febrero la gente estaba más calmada por el toque de queda, pero las tanquetas estaban constantemente amedrentando al pueblo y en las llamadas jaulas de la Policía Metropolitana cargaban enseres y colchones, las mismas que posteriormente trasladaban a nuestros muertos”.

Carmona con cierta nostalgia y la voz quebrada hizo referencia a una joven que con 7 meses de gestación fue asesinada por los cuerpos policiales. “Se llamaba María, tenía 7 meses de embarazo, la rescatamos y después nos la quitaron de las manos ya muerta. Había enfrentamientos a tiros, los uniformados rompían las ventanas, para que la gente saliera”.

“El 1ero de marzo, aquellas familias que no habían tomado sus previsiones,y ya estaban comenzando a sentir los estragos ante la falta de comida en las casas, bajaron de sus hogares, luego que los funcionarios de la PM anunciaban por megáfonos que iban a abrir el CADA. Cuando faltaba poco para el toque de queda nos hicieron unas emboscada, porque comenzaron a disparar perdigones, sobre todo contra fila de los caballeros y en medio de la angustia muchas personas atropellaban a otras en un intento de salvaguardar sus vidas”- mencionó Edgard Carmona.

Finalmente, Carmona evocó el momento en que mucha gente abría huecos para meter televisores, neveras y otros enseres, porque no tenían facturas que justificarán su compra y en caso de allanamiento, muchas mercancías eran decomisadas y muchas familias detenidas.

Con tan solo 19 años fue obligado a cargar a los muertos

Asimismo, el joven Francisco Gutiérrez, quien se encontraba en Petare durante los sucesos del 27 de noviembre de 1989, detalló cómo las fuerzas policiales lo obligaron a cargar a los muertos y a los heridos. "Salíamos de la arepera Guayana, en Mesuca, un policía disparó, cuando un ciudadano me apartó recibiendo un disparo en la cara. Posteriormente, nos obligaron a cargar los muertos , incluso personas que todavía respiraban, tuvimos que colocarlos al lado de la escalera de La Muerte, ubicada en Palo Verde".

“Por un lado, estaba la metropolitana y por otro lado los militares. En el sector 19 de abril de Petare todo fue horrible, porque fuimos objeto de ese vandalismo de Estado, que atacó a nuestro pueblo y que ahora nos vemos reivindicados con un Gobierno Popular, porque gracias a esa insurgencia popular se dio pie al surgimiento de un conjunto de movimientos sociales que nos despertó y que nos dio la oportunidad de tener un gobierno como el que tenemos”- dijo tajantemente Gutiérrez.

Con gran orgullo de ser revolucionario, el joven Gutiérrez reveló ser graduado en la Misión Ríbas y estudiante de la Universidad Bolivariana.

Exposición de la historia fotográfica en las embajadas

Al final del programa de YVKE Mundial “Más temprano Contigo”, el encargado de negocios de la Oficina de Venezuela en Palestina, Luis Hernández, se comunicó con los moderadores del espacio para proponer que la exposición fotográfica del reportero Francisco Solórzano, “Frasso” sea realizada en todas las embajadas de Venezuela, a fin de contribuir a la difusión de este suceso histórico y de impedir borrar la memoria de un pueblo frente a las futuras generaciones.

Es importante destacar que anteriormente el joven Edgard Carmona, durante su entrevista, también había elevado una proposición que consistía en realizar exposiciones itinerantes en los distintos liceos del área metropolitana de Caracas y en el interior del país.


http://www.radiomundial.com.ve/

No hay comentarios.: