Header Ads

ad

Colombia desestima archivos de Farc como prueba


La Corte Suprema habría decidido desechar esos archivos con el argumento de que no fueron recolectados por la policía judicial sino por militares

Mariátegui
19/05/11


La Corte Suprema de Justicia de Colombia desestimó utilizar como pruebas los archivos hallados en 2008 en un computador del abatido jefe guerrillero Raúl Reyes, que causaron fuertes choques diplomáticos con Venezuela y Ecuador, indicó este jueves la prensa.

La Corte Suprema habría decidido desechar esos archivos con el argumento de que no fueron recolectados por la policía judicial sino por militares, que además actuaron fuera de Colombia, según una versión del diario El Tiempo.

Los computadores de Reyes fueron incautados por las fuerzas militares de Colombia en el campamento de éste en Ecuador, después del bombardeo de marzo de 2008 en el que murieron el jefe guerrillero y otras 22 personas.

Ese bombardeo provocó la ruptura de relaciones de parte de Ecuador y deterioró las relaciones con Venezuela. Los supuestos archivos hallados en esos computadores fueron divulgados por el gobierno del ex presidente Alvaro Uribe, luego de ser certificados por Interpol.

La decisión de desechar el valor probatorio de esos documentos estaría vinculada con un auto inhibitorio emitido el miércoles por la Corte en el caso del ex parlamentario izquierdista Wilson Borja, quien fue acusado de mantener vínculos con la guerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

Pero una portavoz de ese tribunal se abstuvo de comentar el caso este jueves, al indicar que tiene reserva legal y que será aclarado más adelante por el presidente de la Corte Suprema.

Los archivos de los computadores de Reyes sirvieron el año pasado para que la Procuraduría (justicia administrativa) pidiera la destitución de la senadora liberal Piedad Córdoba, quien ha mediado con las Farc para la liberación de secuestrados.

Córdoba, sancionada con una inhabilidad por 18 años, fue efectivamente destituida por el Congreso en noviembre de 2010.


* Con información de AFP


Ecuador resta validez a informe de instituto británico que vincula a Correa con las FARC




El Gobierno del Ecuador restó validez al informe del Instituto de Estudios Estratégicos británico (ISSS), que asegura que el presidente Rafael Correa tuvo contacto con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El estudio del IISS se basa en los supuestos correos hallados en los computadores de Raúl Reyes, líder guerrillero que murió en territorio ecuatoriano durante un ataque del ejército colombiano.

El canciller ecuatoriano Ricardo Patiño dijo a la Agencia Andes que las apreciaciones derivadas de ese estudio son una mentira “del porte de una catedral”, y descalificó al ISSS al que identificó como “una institución privada de ultraderecha”.


Expresó que las aseveraciones divulgadas por la organización británica coinciden con las revelaciones de un cable de Wikileaks, en el que se menciona que el Gobierno del presidente colombiano Álvaro Uribe iba a entregar la información de los discos duros de los computadores de Reyes a una ong de prestigio internacional.

La intención era que no sea un organismo colombiano ni norteamericano, “para que parezca creíble”, refirió el jefe de la diplomacia ecuatoriana.

Patiño dijo a Andes que –al igual que lo ha reiterado el presidente Correa- no conoce a algún miembro de las FARC. “En mi vida he visto a una persona de las FARC”.

El canciller indicó que las aseveraciones del informe del ISSS están redactadas en un lenguaje ambiguo, para evitar que el Gobierno ecuatoriano pueda entablar alguna acción legal por injuriarlo.

Deploró que el instituto británico trate de hacer “otra vez un refrito de la telenovela de los famosos discos duros del señor Reyes”, en los cuales -aseguró- ya nadie cree porque han sido absolutamente tergiversados.

“La gente puede decir lo que quiera”, reiteró Patiño. En su opinión, lo malo es que existan medios de comunicación que se hagan eco de ello y con entusiasmo divulguen cualquier información falsa que pueda hacerle daño al Gobierno ecuatoriano. /ARC

No hay comentarios.