Header Ads

ad

Perú. Trabajadores cerámicos Celima en huelga indefinida para defender derechos laborales


Lima.- Cerca de medio millar de trabajadores de Celima S.A nos encontramos en Huelga desde el 03 de junio contra el despotismo laboral de nuestra empleadora propiedad de la familia Belmont Cassinelli, uno de los más poderosos del país, expresado en los siguientes hechos:  

Redacción Mariátegui
09/06/15

Ataques a la libertad sindical. a) Coloca de manera arbitraria como “puestos de emergencia” a más de un centenar de trabajadores y los amenaza de despido por ejercer su derecho a huelga. 

A la fecha ya son cuatro (4) trabajadores con cartas de predespido. Esto ocurre bajo la venia del Ministerio de Trabajo que nada hace. b) Violenta el derecho a huelga y al trabajo al amenazar con judicializar la procedencia de nuestra actual huelga para que sea declarada “improcedente” en la vía judicial con el propósito de aplicar despidos masivos, como acaba de ocurrir en el conflicto desatado en Shougang. c) Antes del inicio de nuestra huelga, cuatro (4) trabajadores sindicalizados fueron despedidos bajo la conocida modalidad de “vencimiento de contrato”. d) Nos aplican suspensiones y recortan beneficios por el pasado paro del 29 y 30 de abril, cercenando nuestro derecho a huelga, en complicidad con el Ministerio de Trabajo que no hace ni dice nada.

Discriminación. Durante una larga etapa de la “negociación” ofrece aumentos por debajo del que otorga a los “no sindicalizados”, castigando así el derecho a sindicalización y burlándose de la negociación colectiva.


Graves problemas de seguridad y salud en el trabajo. Numerosos obreros de la corporación (que comprende desde actividades mineras, fabricación de sanitarios, cerámicos, aditivos y comercialización) han contraído severas enfermedades como las temibles neumoconiosis y silicosis, de ellos uno ha muerto, otro con 60% de avance de la enfermedad ha sido despedido y cientos acusan diversas enfermedades incapacitantes; todo por irresponsabilidad de la empresa para quien el trabajador es objeto de desecho y no una persona humana.

Recorte de utilidades. En más del 100%: Más ventas y más ganancias y menos utilidades a los trabajadores,  negándose a brindar una explicación clara que lo justifique.

Atropello a derechos humanos básicos. La gran corporación de Celima tiene la desvergüenza de pagar salarios de 900 soles a trabajadores que manejan máquinas superproductivas. Cuando demandamos una remuneración justa, la empresa “no tiene plata”, pero sí tiene para ofertar más bonos, “vales” y “menús” condicionados a que trabajemos los días feriados (Navidad, Fiestas Patrias y otros), desnudando una política antihumana porque atenta contra el descanso y unidad familiar.

Despotismo en lugar de diálogo. La empresa jamás resuelve nuestros petitorios y se burla de la negociación colectiva. Incluso se burla del recurso del Arbitraje al que también recurrimos, negándose a cumplir con el laudo y judicializando el proceso. En la presente negociación durante meses la empresa no atendió nuestras demandas y nos meció empujándonos a realizar un paro de 48 hrs., solo para aplicar suspensiones y más amenazas. Y ahora cuando por su intransigencia nos obligan a salir a la huelga, nos dicen que “no negocian bajo presión” y aplican despidos y mayores amenazas, pretendiendo quebrarnos. 


Nuestro sindicato ha recurrido incluso a la mediación del mismo Sr. Belmont Cassinelli pero sin ningún resultado y su silencio no hace más que encubrir este despotismo monstruoso detrás de la imagen que quiere vendernos el “hermanón”. Asimismo también, el “hermanón”, al igual que Yanacocha, Shouthern o Shougang que practican políticas reñidas con la comunidad, no contribuye con la paz social ni el diálogo que promueve el gobierno.

Esta realidad no es exclusiva de Celima sino es la que vive toda la clase trabajadora por la angurria de un puñado de empresarios que promovieron la ley Pulpín, la aprobación del D.S. 013-2014TR de despidos masivos y ahora pretenden imponer Tía María, polarizando y regando de sangre de la gente humilde de este país. Por eso la lucha de nuestro Sindicato es parte de estas luchas y es un eslabón del torrente que se dirige hacia la paralización nacional que se llevará a cabo en torno al 9 de julio soluciones.

Nuestro Sindicato expresa su determinación de seguir firme, unido y combativo para hacernos respeta nuestros derechos y nuestra dignidad, y apostando por una solución dialogada.

Expresamos nuestra gratitud a la amplia ola de solidaridad de las organizaciones gremiales y populares, instituciones y diversas personalidades que vienen apoyando nuestra justa lucha que es la causa de toda la clase trabajadora.


Sindicato Unitario de Trabajadores de Celima S.A.


No hay comentarios.