Header Ads

ad

Perú. Congreso aprueba ley para la promoción de la agricultura familiar


En forma unánime 80 parlamentarios votaron a favor de iniciativa legislativa que tiene entre sus objetos mejorar la vida de las familias del campo. Con el aporte de parlamentarios de distintas bancadas, después de un amplio debate, el Pleno del Congreso aprobó en forma unánime, 80 votos a favor, la propuesta que plantea una ley para la Promoción de la Agricultura Familiar.


Mariátegui
Foto: Andina
08/10/15

Con una nueva consulta a la asamblea, que obtuvo nuevamente 80 votos a favor, se la exoneró de una segunda votación. Con ello quedó lista para ser convertida en autógrafa y enviada al Poder Ejecutivo para su promulgación.

El dictamen comprende las propuestas de los congresistas Wiliam Monterola Unidad Regional (UR), Claudia Coari Mamani Dignidad y Democracia (DD), Modesto Julca Perú Posible (PP) y de Norman Lewis Del Alcázar Unidad Regional (UR). La sustentación estuvo a cargo del secretario de la Comisión Agraria, Manuel Merino De Lama Acción Popular - Frente Amplio (AP-FA), quien señaló que la propuesta de ley de promoción de la agricultura familiar tiene como  objeto establecer las responsabilidades del Estado en la promoción de este sector.

La finalidad es mejorar la calidad de vida de las familias del campo, reducir la pobreza del sector rural, orientar la acción de los organismos competentes en los distintos niveles de gobierno, con un enfoque multisectorial e intergubernamental para el desarrollo sustentable de la agricultura familiar.

Indicó que esos objetivos se cumplirán con la implementación de políticas que mejoren el acceso a los recursos naturales productivos, técnicos y financieros, articulación estable y adecuada con el mercado, y que garanticen la protección social y el bienestar de las familias y comunidades dedicadas a esta actividad sobre la base de un manejo sostenible de la tierra.

Destacó que este sector es importante porque tiene directa injerencia en la seguridad alimentaria, la protección de la biodiversidad, el uso sostenible de los recursos naturales, la dinamización de las economías locales, la contribución al empleo rural y la vigencia de las comunidades.

Merino De Lama señaló que la agricultura familiar es el sustento económico de miles de familias y da empleo al 79 % de la Población Económicamente Activa (PEA) del sector agropecuario, lo que significa que más de tres millones de pequeños productores trabajan en la pequeña agricultura.

Dijo que la agricultura en el país es autoempleo porque quien tiene un pequeño espacio de tierra cultivable, de dos o menos hectáreas, lo explota principalmente para el autoconsumo o para venta en los mercados locales, con la participación de los integrantes de la familia.

Señaló que la actividad agropecuaria proporciona empleo a 180 mil 500 trabajadores permanentes y 13 millones 868 mil 400 trabajadores eventuales. Consideró que para que la pequeña agricultura pueda aumentar su demanda de empleo debe promoverse el ingreso a actividades de post cosecha y transformación, es decir darle valor agregado a la producción.

Debate

A pesar de que los parlamentarios de distintas bancadas coincidieron plenamente en destacar la importancia y transcendencia de la economía agrícola familiar en el país, hubo quienes opinaron que la propuesta solo sería “un saludo a la bandera”, puesto que no nace con recursos económicos, financieros, tecnológicos y capacitación. Por otro lado, hubo quienes invocaron a los asambleístas a aprobar la iniciativa legislativa por considerar que se requiere de una ley marco que permita consolidar y dar permanencia a cualquier medida o programa que se implemente.

Los legisladores Luz Salgado Fuerza Popular (FP), Martín Belaúnde Solidaridad Nacional (SN), Elard Melgar (FP), Hugo Carrillo Gana Perú (GP), Tomás Zamudio (GP) entre otros, señalaron, con diferentes matices, que la propuesta debería ser mejorada y pidieron que retorne a comisión. Salgado Rubianes fue enfática al señalar que si la propuesta no tiene recursos, no tendrá ningún efecto y será una ley incumplible.

Por el lado de quienes demandaron su aprobación estuvieron los congresistas Natalie Condori (DD), Mesías Guevara (AP-FA), Celia Anicama (DD), Casio Huaire (PP), Modesto Julca (PP), Juan Pari (DD), entre otros.

El legislador Manuel Dammert (AP-FA) explicó la diferencia entre una economía agrícola familiar y una economía agrícola comunal, porque la segunda involucra una personería jurídica y autónoma y planteó una modificación en ese sentido.

Asimismo, señaló tener en cuenta la complementaridad  en el uso del territorio y  destacó que la economía agrícola debe ser estimulada y desarrollada, “porque es la que nos da de comer”.

La legisladora Marisol Espinoza (GP) coincidió con estos conceptos y advirtió que la agricultura familiar no solo significa empleo, sino el 80 por ciento de lo que se consume en el mercado y es fuente principal de productos exportables como café, mango orgánico, cacao, entre otros, con apoyo del Estado.

El congresista José León (PP) dijo que es un tema en el que no debe haber confrontaciones políticas que mientras no sea rentable seguirá siendo la peor carga social de los gobiernos. Señaló que convertirlo en rentable es hacer que tenga el valor que le corresponde. En ese punto, recomendó estimular la forma asociativa a través de las cadenas productivas como formas estratégicas de desarrollo desde sembrar, cosechar y vender interna y externamente. 

No hay comentarios.