lunes, marzo 06, 2017

Hugo Chávez somos millones



Marcela Pérez Silva
Mariátegui
06/03/17


Con arpa llanera
cuatro y maracas
te recuerdan las voces
de los cantores del Alto Apure
por donde pasó a caballo
tu bisabuelo y el mío
ese al que llaman
Maisanta
Con ojos nuevos
amanecidos
te lloran
quienes recuperaron la luz
con tu Misión Milagro
Desde los cerros baja 
la marea roja
Se esparce por la ciudad
como lava incandescente
Los antaño invisibles
hoy son ciudadanos plenos
Y gritan
Chávez somos millones
Chávez somos todos
Traen guirnaldas de flores
los que aprendieron a leer
en lengua jivi
en lengua ye’kwana
en lenguas kariña y warao
en castellano y en braille
cuando volvió a las travesuras
don Simón Rodríguez
el Maestro de América
Te abrazan como a su hijo
las costureras, las cocineras, las artesanas
las que fabrican arañitas de papaya
dulce de guayaba, de higo, de melocotón
Son las madres del barrio
hoy sujetas de crédito
con derecho a seguro y jubilación
Estrechan tus manos 
los que alcanzaron lo que antes
apenas soñaron sus abuelos:
escolaridad completa
atención médica
vivienda digna y asequible
democracia participativa
poder popular
Las insumisas herederas
de Manuela, de Juana Azurduy
de Micaela, de Blanca, de Bartolina 
aplaudimos oyéndote decir
que la sociedad de iguales
a la que aspiramos:
latinoamericanista
antiimperialista,
será feminista
o no será
Te recuerda la luna
que te vio transitar
por la sabana
trajeado de humo
incendiando la pampa
la cordillera
el bosque tropical
la mar y las arenas
de la América Nuestra
Te recuerda el sol
que ha visto resucitar
el fuego libertario
la vocación soberana 
de la Patria Grande
del socialismo sin calco ni copia
inventado entre todos
compartido
como el pan de cada día
al despuntar el ALBA
Te recuerda el aguacero que no pudo contigo
tea humana
que ardías iluminando la historia
¡Viva la lluvia!
¡Viva Chávez!
¡Viva la revolución!
Te recordamos nosotros
que seguimos gritando con tu voz:
Aquí estamos los hijos de Bolívar,
los hijos de Guaicaipuro,
los hijos de Túpac Amaru
¡y estamos resueltos a ser libres!

No hay comentarios.: