Header Ads

ad

Libia. Continúan conflictos entre grupos armados para controlar el petróleo


En este momento se están produciendo enfrentamientos muy fuertes entre los grupos armados de la llamada "caja negra" de Libia, Misratah contra los que se autodenominan "ejercito de Libia" es decir los grupos armados de Hafter dirigidos, armados, y apoyados por Washington. Ninguna de las dos partes defiende a los libios sino simplemente son intereses particulares con mercenarios pagados.


Leonor Massanet
Mariátegui
Foto: Paris Match
16/03/17

Los libios no pueden hablar de lo que está ocurriendo ya que siguen desapareciendo jóvenes que publican algo en facebook, o por ejemplo dos jóvenes estuvieron hablando sobre lo que está ocurriendo en Libia en la ciudad del Cairo (Egipto), y cuando regresaron a Libia, fueron capturados por los grupos armados y encerrados en sus cárceles secretas.

Dos puertos petrolíferos están siendo controlados por Misratah: Sidra y Ras Lanuf. Los otros dos puertos están controlados por los grupos armados de Hafter: Zwetina y Al Berga.

Mientras los libios siguen sin recibir absolutamente nada de su petróleo, mientras todos los países "interesados en Libia" tienen ya garantizada su parte ocurra lo que ocurra.

La mayoría de los libios (más del 80%) no reciben su salario mensualmente. Incluso si su salario fuera depositado en el banco, no pueden sacar el dinero porque no hay dinero en metálico en los bancos. La mayoría de los libios han pasado de ser unos mimados de la vida a vivir como hace cuarenta años. Sobreviven como pueden.

Cada dos o tres meses distribuyen un máximo de 400 LYD (dinares libios). 

Antes del 2011 el petróleo era para Libia y bajo el control del gobierno libio, pero ahora está fuera del control de ningún gobierno libio, porque no hay realmente ningún gobierno en Libia. Al principio, durante el 2011 las tribus libias mantuvieron el control del petróleo.
s
La mayoría de las propiedades pertenecientes al petróleo libio en el extranjero han sido "vendidas" a precios simbólicos. 

Están destruyendo la nación soberana de Libia desde todos los puntos, tanto militarmente como económicamente. Es un trabajo concienzudo, planificado violando todas las leyes y sin embargo todo ocurre con el beneplácito de las Naciones Unidas y todas las supuestas organizaciones de defensa de los derechos Humanos.

Información obtenida directamente de fuentes de confianza.

No hay comentarios.